28.1.16

¿Entonces lo de montar un Partido era mentira?


"Son los árboles que dan frutos los que sufren las pedradas."
Eduardo Galeano

  

Se acuerdan ustedes corría el 2011, era el 15 de mayo, una multitud salió a la calle de todos los rincones de España indignada con la degeneración democrática que vivía el país, donde unos políticos vendidos a los bancos y al poder financiero legislaba contra la gente para favorecer sus intereses.

En España la corrupción hacia tiempo que no eran casos aislado sino una verdadera podredumbre ética del Sistema, donde una clase social, la del pelotazo no escondía, ni se molestaba en disimular el botín robado a la sanidad, la educación, la vivienda social, la investigación científica, la cultura.

Gracias a esa corrupción el país era cada vez más pobre, con peores infraestructuras, peor acceso a becas, sanidad etc, mientras una casta engordaba y sacaba pecho, pues tenían comprados los Medios de comunicación, que es lo primero que hay que controlar para poder dirigir a la gente al matadero sin apenas dolor, idiotizados, manipulados, alienados por un «Pensamiento único», que no admite disidencia, como en los regímenes totalitarios, solo que en Europa el totalitarismo tiene armas sutiles como la difamación, la tergiversación interesada de la realidad y de la historia y la más sencilla de todas, la de la mentira repetida sistemáticamente el suficiente número de veces hasta que se convierte en una verdad irrefutable, la puedes refutar pero quién te va a creer si se la han escuchado decir a los mejores periodistas, locutores, presentadores, comunicadores del país una y mil veces, la corrupción no es tal, son negocios, cualquier control duro de la corrupción podría ahuyentar a los inversionistas, los que se quejan quieren destruir nuestro maravilloso sistema, son muy peligrosos, hay que ridiculizarlos, desactivarlos, fijar la vista en cosas pueriles, fáciles de entender por cualquiera, tienen piojos, huelen mal, son unos desarrapados violentos. y por si todo esto fallará tendremos jueces, ley mordaza o fuerzas de orden del Estado, atentas siempre a cualquier atisbo de rebelión o disidencia.

Entretanto la corrupción saqueaba España a los ojos de todo el mundo y nadie se movilizaba , padecíamos las tasas más altas de paro, pésimas condiciones laborales, la gente empezaba a estar harta pero se quejaba en petit comité en casa o en el bar, hasta que ese 15 de mayo todo cambia.

Una juventud más preparada, con mayor conciencia y más recursos intelectuales se planta y acampa en La Puerta del Sol de Madrid, cientos de acampadas y concentraciones vinieron después en todas las ciudades de España, las asambleas discutían y votaban propuestas, todas destinadas en una única dirección regeneración y refundación democrática, a estos movimientos se les unía cada vez más gente, ya no eran solo unos jóvenes indignados sino todo un país que despertaba de un sueño, donde brotaba la democracia de los surtidores de luz y la gente era todo clase Media acomodada, se empezaron a visibilizar los desahucios, la gente lo perdía todo, el paro golpeaba sin piedad millones de hogares, los jóvenes habían sido desposeídos de su futuro, su derecho a estudiar, a emanciparse, a tener hijos.

A todas estas, la clase dominante con sus voceros justificaba toda esta debacle nacional, este retroceso, con mentiras y más mentiras, esgrimiendo los derechos que les arrogaba una Democracia sacrosanta e inalterable a la que no se podía cuestionar y de la que ellos eran los únicos garantes, finalmente no tuvieron más remedio que transigir hasta el punto de decir, «si queréis cambiar el mundo fundad un partido y presentaos a unas elecciones», y así lo hicieron, Podemos, Mareas, Plataformas de Confluencia, se han presentado a las elecciones y han hecho tambalearse el Sistema , se han cargado el bipartidismo, principal culpable de la degeneración política y de la corrupción de nuestro país, podría parecer que la democracia se bastaba para dar curso por sus propios mecanismos al mandato popular de cambio y regeneración democrática, pero no, no va a poder ser tampoco fundando un partido y siguiendo todos los cauces legales y Constitucionales habidos y por haber, la maquinaria del Fango estos días tiene una actividad frenética, mintiendo, pretendiendo manipular las mentes de los españoles con un discurso simplón, acusando a los nuevos y legítimos representantes del pueblo de llevar piojos, oler mal o ser financiado por los Regímenes a los que el Gobierno español vende Armas, previa comisión pertinente de más altas instituciones del Estado. ¿Entonces qué, todo era mentira?. ¿No sirve tampoco presentarse a unas elecciones, sacar excelentes resultados, para ir cambiando cosas básicas, muy elementales, muy reformistas, en favor de la gente ?

Todo era mentira, aquí lo único que sirve es agachar la cabeza, sufrir y callar, oiga usted: lo de fundar un partido y presentarse a una elecciones era meramente un recurso teórico para embellecer el discurso y darle cierta pátina de veracidad, pero no había que tomarlo al pie de la letra.

Las oligarquías no se dieron cuenta que España ha cambiado mucho, los hijos de los peones y los camareros han ido a la Universidad y han montado una pila de Partidos, ellos solos sin financiación de bancos, sin mordidas, con sus manos , sus cabezas bien amuebladas y el apoyo de una ciudadanía que empieza a despertar.

Sí ya, muy bien, pero eso no vale, lo del Partido era mentira.

Cuidado Padre, que si nos ponemos muy correosos nos montan una Revolución, y llegará un día que dejará de ser una licencia retórica para embellecer el discurso y embelesar a las masas, llegará un día no muy lejano que la Revolución será.

Juana Santana
@juanasantana